Hormigón desactivado

Los pavimentos continuos de hormigón desactivado con acabado de árido visto, ofrecen una amplia variedad tanto de texturas como de gama de colores. Estos pavimentos de hormigón conjugan un aspecto exterior atractivo con una gran funcionalidad, gracias a que disponen de interesantes propiedades físicas: son rugosos, antideslizantes y sumamente resistentes, tanto al desgaste como a la acción continuada de agentes atmosféricos adversos.

Por esta razón son idóneos para recubrir las superficies de aceras, salidas de estacionamientos, plazas, patios y diferentes zonas urbanas, integrándose adecuadamente a cada situación y ofreciendo, en todos los casos, un óptimo resultado.

Muestrario de moldes

Consúltenos los diferentes tipos de aplicaciones para su suelo.

Mapa del Sitio